lunes, 14 de septiembre de 2015

Los 10 minutos más dulces del entrenamiento


Este artículo lo voy a enfocar en la parte final del entrenamiento, sea del tipo que sea, porque que mucha gente no la hace como es debido y están desaprovechado los 10 minutos mágicos que harán que tu entrenamiento sea mucho mejor asimilado por tu cuerpo y que te puedas recuperar antes para volver a la carga en mejores condiciones.

Ya lo expliqué en este video, pero voy a profundizar un poco más en ello. La parte final del entrenamiento no consiste en "estiramos lo que hemos ejercitado y nos vamos pa casa". Antes de hacer esto hay una pequeña fase de vuelta a la calma que puede durar unos 5 o10 minutos y que consiste en hacer bajar las pulsaciones poco a poco. 

En el caso del running consistiría en correr 5 minutos a un ritmo considerablemente lento prácticamente andando y el en gimnasio podría ser caminar o permanecer de pie estáticos antes de pasar a estirar los músculos. Aprovecha estos minutos, para charlar con los compañeros, saborear la satisfacción del trabajo bien hecho, y sonréir a causa de las endorfinas producidas por el entrenamiento.

Cuando veas que tu respiración ya no es entrecortada puedes pasar a hacer los ejercicios de estiramientos que harán que las fibras musculares vuelvan a su longitud normal relajándose y dando comienzo al periodo de recuperación. 

Mucha gente usa como mucho cinco minutos mientras mira el Facebook por el movil y estira los músculos que ha trabajado ese día en su rutina weider. Pero con todos los beneficios que puedes obtener te lo deberías tomar más enserio.

Cuando haces un ejercicio no solamente estás trabajando la zona implicada. Hay muchísimos músculos que también se activan, ya sea para mantener tu cuerpo en una posición correcta, o para hacer el movimiento por el camino adecuado, así que te puedo asegurar que haciendo un buen entrenamiento has trabajado todos los músculos del cuerpo aunque no te hayas dado cuenta.

Por eso es importante seguir una rutina definida para que no se nos olvide ninguno, y hacer estiramientos espécificos para los grupos de músculos que más hemos trabajado. Yo una técnica que uso es ir estirando los músculos desde arriba hasta abajo, empezando por el cuello, hombros, tríceps, pectoral, bíceps, dorsal, lumbar, glúteo, isquios, cuadriceps y gemelos. Después de esto para mejorar aún más la recuperación podemos usar un foam roller para liberar las fascias, que ya explicaré en otro artículo como usarlo y las ventajas que tiene.

Ahora ya si que podemos hacer un par de respiraciones profundas y marcharnos con una sonrisa a la ducha porque has hecho las cosas como se tienen que hacer.


Pic courtesy of Rawle C. Jackman. Thanks for sharing!



No hay comentarios:

Publicar un comentario