martes, 6 de octubre de 2015

La verdad sobre el tribulus terrestris



Últimamente no paro de ir a charlas, cursos, simposios, ponencias.... Tanto que ultimamente no tengo tiempo ni para escribir. Pero la semana pasada asistí a un seminario (así lo llamaron) sobre suplementación convocada por una marca española de de estos productos. 

Nunca me había pasado antes, pero la verdad que aunque te digan que vas a asistir a un curso no pierdas el espiritu crítico, porque la persona que habla por muy farmacéutica que sea siempre va a estar más interesada en venderte un producto que en enseñarte algo.

El caso es que el comienzo no estuvo mal del todo, empezaron hablando de la calidad de las proteínas señalando la importancia de mirar la etiqueta para saber el contenido de lo que nos tomamos, haciendo especial referencia al hidrolizado de colágeno de las proteínas de carne que hablé hace poco

En general aunque no me estaba aportando mucho la charla, se me hacía interesante. El problema fue cuando empezaron a recomendar suplementos que no fuesen proteínas e hicieron especial hincapié en el Tribulus y sus propiedades para aumentar la testosterona.

En ese momento no pude replicar porque no conozco de memoria los estudios a los que se deben mis opiniones, así que me remití a escribir un tweet. Pero no me voy a quedar con las ganas de explicar en que me baso.

El tribulus se empezó a usar en las prácticas ayurvédicas de la india como tratamiento para la virilidad masculina. Supongo que en algún momento de lucidez alguien del departamento de marketing de una empresa de suplementos se le iluminó la vista viendo lo fácil que sería venderlo como potenciador de testosterona. 

Buscando artículos que demuestren que el tribulus funcione he encontrado estos:




Pero son artículos relativos a su efecto afrodisiaco y sobre la disfunción eréctil, no sobre la cantidad de testosterona en el plasma sanguineo.

Estudios sobre su influencia en el incremento de testosterona en plasma hay muchos más:




En todos estos estudios no deja lugar a dudas la falta de eficacia del tribulus respecto a la cantidad de testosterona. Pensar que tienes más deseo sexual por que hay más cantidad de testosterona es como creer que saltas más porque eres más alto.

Para terminar este artículo sólo quiero dejar un consejo. De momento hay poco más de 3 o 4 suplementos que tengan demostrada su eficacia ampliamente. No intentes ir a la última en cuanto a ellos. Solamente entrena duro, come bien y descansa mucho, es la base de todo. Sin esto cualquier suplemento no va a funcionar.

Si conoces a alguien que siga pensando que el tribulus además de mejorar sus relaciones sexuales le está poniendo más fuerte que nunca compártelo para que conozca la verdad y se pueda gastar su dinero en cosas más eficaces.


Pic courtesy of Devil's Thorn Thanks for sharing!





No hay comentarios:

Publicar un comentario